El Camp Nou, el estadio con mayor capacidad de Europa y uno de los más grandes del mundo, cumple 66 años de majestuosidad en medio de las obras llevadas a cabo para su reforma, obras previstas para empezar a ser entregadas en el último trimestre del 2024.

El 24 de septiembre de 1957, y en medio de las fiestas de La Mercé, se llevó a cabo la inauguración del coso barcelonista con una serie de encuentros amistosos que incluyeron al propio Barcelona y a tres equipos de distintos países.

El primer encuentro fue un amistoso ante una selección de jugadores polacos oriundos de Varsovia. El resultado final fue de 4 – 2 a favor del conjunto blaugrana y el primer gol en el Camp Nou fue anotado por el paraguayo Eulogio Martínez.

Ese mismo día también se llevó a cabo un amistoso entre Flamengo, invitado a la fiesta tras haber vendido a Evaristo Macedo al conjunto presidido por Francesc Miró-Sans, ante el Burnley inglés. La victoria fue para los brasileños por 4 – 0.

Y el tercer amistoso enfrentó al propio Barcelona con el Borussia Dortmund, equipo plagado de figuras campeones mundiales con Alemania en Suiza 1954. El resultado final fue un cómodo 4 – 1 para los locales.

Aunque el aforo inicial fue de 90 000 personas, el mismo ha ido cambiando. Para el Mundial de España 1982 llegó al máximo logrando tener una capacidad de 120 000 espectadores, pero para 1998 ya la capacidad estaba levemente por debajo de los 100 000 luego de llevar a cabo una política de instalar asientos para todos los espectadores.

El Camp Nou ha sido testigo de encuentros que se han quedado en el inconsciente colectivo de la afición futbolera mundial: La gran remontada del Manchester United al Bayern Munich en la final de la UEFA Champions League de la temporada 1998 – 1999 es uno de ellos.

También los propios barcelonistas han disfrutado de gestas futbolísticas sin igual. El 5 – 0 del Barcelona de Pep al Real Madrid de Mourinho o la espectacular remontada ante el PSG en la UEFA Champions League 2016 – 2017 han quedado grabados para siempre en el corazón de los culés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *