Triunfo a domicilio del Barcelona sobre el Alzira en la pista del Palau d’Esports de Alzira, durante la disputa de la 20ª jornada de Liga de la Primera División de fútbol sala. Una victoria de esas que sirven para reencontrarte contigo mismo y hacer catarsis después de la eliminación de este semana en la Copa del Rey ante el Peñíscola.

Dolorosa derrota pero tocaba recomponerse rápido para sumar de a tres y mantener el liderato en la Liga. El Alzira es el colista de la competición y parecía propicia la ocasión para uno de esos partidos que son un mero trámite, pero nada más alejado de la realidad porque el marcador final (1-4) no refleja exactamente lo mucho que se sufrió para conseguirlo.

Eso sí, picando piedra de por medio, pero merecida victoria para los entrenados por Jesús Velasco que acusaron la falta de efectividad en el primer tiempo y afortunadamente no terminaron pagándolo en el resto del partido. Los goles fueron cortesía de Catela, Erick y un doblete de Sergio González.

Nada más arrancar el choque Dyego mandaba un trallazo al palo que ponía de manifiesto la superioridad de los visitantes, sin que, de momento, esa superioridad se viera reflejada en el marcador. No fue sino hasta el final del primer tiempo y desde el punto penalti que el Barça lograba adelantarse en el partido.

Pero, paradójicamente, en las pocas que fabricó el Alzira, casi lo empata en la última bola del primer tiempo. Afortunadamente, fortuna no les acompañó y el poste negó el empate. Sin embargo, fue solo de momento, porque nada más empezar la segunda mitad, Castejón recupera un balón suelto y esta vez no perdonó, colocando el empate momentáneo.

Solo fue un espejismo porque los visitantes por medio de Sergio González exhibieron pegada: gran jugada de Catela y gol de cabeza de Sergio, ese fue el primer derechazo al mentón. Pero, sin tiempo para que le contaran diez al Alzira, el bueno de Sergio saca un izquierdazo y, ahora sí, el colista se fue a la lona. 1-3.

Rota la resistencia, cuatro minutos después Erick culminaba una contra de manual para colocar cifras finales en el electrónico, 1-4. Trabajada pero merecida victoria que le permite a los catalanes seguir en la cima del campeonato liguero y recuperar sensaciones después de lo del otro día.

El Pozo será el próximo rival para los blaugranas, duelo de máximo nivel en la competición, así que habrá que emplearse a fondo para seguir en la senda de la victoria e ir perfilando el título. Pero aun falta mucho y es necesario mantener la efectividad vista frente al Alzira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *