Parece ser que las buenas vibras que se viven en la grada del Camp Nou y Montjiuc, desde la llegada del Xavi al Barça durante los partidos como local, se han trasladado también al Palau Blaugrana, ya que el recinto Culer fue testigo, este domingo, de la octava victoria en ocho partidos, como local, del equipo de Roger Grimau esta temporada.

El Barcelona de baloncesto superó al Lenovo Tenerife por 94-83 en una jornada redonda en la que el argentino Nicolás Laprovittola, alcanzó las 1.000 asistencias en Liga.

Los primeros compases del partido fueron reñidos y la igualdad se mantuvo, al punto en el que le Barcelona se encontró por debajo en el marcador por diferencia de un punto, ya que perdía 21-22 con 9:35 por jugar en el segundo cuarto.

Fue precisamente a mediados del segundo cuarto, en el que comenzó la exhibición del Barça con un James Nnaji espectacular, que vivió colgádose del aro. Una de las canastas más notables de Nnaji, llegó tras una gran asistencia de Nikola Kalinic, que descolocó a la defensa rival, colocando un 29-22 a favor del cuadro azulgrana con 7:49 por jugar. De esta manera, el Barça encestaba siete puntos consecutivos en menos de dos minutos.

A medida avanzaba el partido, comenzaron a florecer distintas individualidades en el cuadro azulgrana; Jabari Parker, Tomas Satoransky y Jan Vesely hicieron de las suyas para mantener al Barcelona con una ventaja considerable, aunque esta se vio reducida a un punto, tras un triple de Dusan Ristic con 6:25 por jugar en el último cuarto, que colocó el 70-69 en el marcador.

La ventaja del Barça en los próximos minutos osciló entre los cuatro y seis puntos, hasta que un triple de Rokas Jakubaitis empezó a romper el partido del lado azulgrana para colocar el 82-74 en la pizarra. A partir de ese momento, la ventaja azulgrana incrementó hasta los once puntos de diferencia para un 94-83 en el marcador final.

El conjunto culé mantiene la imbatibilidad en el Palau esta temporada con ocho victorias en ocho partidos (entre todas las competiciones) y la conexión equipo-afición se vio reflejada durante el encuentro y coronada al final del mismo, cuando el equipo hizo piña al centro de la pista ante el delirio de la gent blaugrana que acudió al Palau y se quedó para aplaudir y reconocer el esfuerzo de los jugadores.

Cabe destacar que, se promocionó el baloncesto femenil con la entrega de pases dobles para aficionados que acudirán al compromiso del Barcelona de baloncesto femenil contra el Casademont Zaragoza, el próximo 30 de diciembre en el Palau.

El equipo masculino sumó su séptima victoria en Liga Endesa y se mantiene en el segundo puesto de la tabla general. El equipo de Grimau ahora comienza una semana de triple cartelera con dos partidos de Euroliga (el miércoles de visita ante el Baskonia y el sábado de local ante el Valencia) y uno de Liga Endesa (el domingo 19 de noviembre visitando al UCAM Murcia).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *