¡Final “SuperClásica” la que disfrutaremos en Riad! Una especie de “revancha” de la Final de la misma competición de la temporada pasada, en la cual salió victorioso el FC Barcelona; goleando ganando y gustando. Pero, eso fue el año pasado, ahora tenemos situaciones y contextos diferentes que intentaremos analizar a continuación.

El Real Madrid llega pletórico de confianza y lleno de moral, al llevar veinte encuentros consecutivos sin perder. Más allá de las innumerables bajas que han tenido, el equipo entrenado por Carlo Ancelotti ha sabido sacar los resultados, aunque no necesariamente lo haga ni machacando al rival, ni jugando excesivamente bien.

Todo lo contrario al FC Barcelona, el cual llega vivo en todas las competiciones, pero a veces dando la sensación de que ha sido a trastazos y caminando siempre por la cornisa. Si no es jugando muy bien, a los cules les cuesta sacar los resultados y aprovechar las (muchas) oportunidades que crean por partido.

Realmente, no se sabe que “Barcelona” va a ver uno en cada partido. Puede ser el del partido frente a la Real Sociedad, dominado totalmente, pero ganando el partido por la mínima; o como frente al Real Madrid en Liga, dominador durante 75 minutos y en los últimos 15 se dejó remontar. Incluso no sabemos si veremos al Barça que enfrentó al Atlético de Madrid, un equipo furioso, intenso, jugando a lo que sabe y que bien pudo golear a los colchoneros.

Pero un Clásico es un Clásico y más en una Final; más allá de los excelentes datos de Flashcore y las sensaciones previas. Todo parece indicar que Xavi volverá al sistema de los cuatro centrocampistas buscando mayor posesión y, quizás, mayor volumen de juego para los hipotéticos delanteros Robert Lewandowsky y Joao Félix. De ser ese el caso, podría Sergi Roberto ubicarse como pivote junto a De Jong para facilitar la salida, pues el Real Madrid seguro saldrá a presionar alto.

Pedri y Gündogan en lo alto del cuadrado para conectarse con los delanteros y ayudar en la presión, liberandose De Jong cuando el Barcelona salga al ataque, proponiendo esos peligrosos “slaloms” que le caracterizan. Araujo será, nuevamente, el “anti Vinicius” con Christensen como pareja de baile, por lo que los laterales serían para Balde y Koundé.

Xavi sabe bien que si hay algo que amedrenta al equipo blanco es el juego de posesión y toque, mover la pelota de lado a lado con paciencia, esperando a que se abra un pasillo en defensa para meter un potencial pase gol. También es ampliamente conocido lo que el Madrid intentará hacer: presión asfixiante en la salida de los blaugranas, y esperar tranquilitos atrás buscando recuperar algún balón para salir lanzado a la contra.

Si al Madrid le niegas las transiciones rápidas, impidiendole correr cuando recuperan el balón en su campo, tienes tres cuartos de la tarea hecha. Bellingham es muy peligroso llegando desde segunda línea cuando la defensa está muy estática; pero como decía Johan Cruyff: “Si el balón lo tienes tú, entonces no lo tiene el rival”. Mientras menos balón toquen los blancos y basculen detrás de la pelota, de un lado a otro, persiguiendo sombras, mejor les irá a los entrenados por Xavi Hernández.

Siempre, sobre todo en Finales, el Real Madrid busca que el partido se descontrole, se vuelva un correcalles de ida y vuelta en donde el “golpe a golpe” sea el contexto de juego. Ese es el mayor enemigo del FC Barcelona y por eso los cuatro centrocampistas deben ayudar a generar tranquilidad en los ataques, transiciones inteligentes y recuperación inmediata del balón tras pérdida. Evidentemente, que eso no es una tarea sencilla, pero si hay alguien que, históricamente lo sabe hacer, es el FC Barcelona y en la capital lo saben muy bien. Como “Plan B”, Ancelotti tendrá a Brahim, Ceballos, Joselu y probablemente Toni Kroos. Xavi, tendría como revulsivos a Ferrán, Lamine, Vitor Roque, Fermín y quizás hasta al brasilero Rafinha; parece ser este, un fondo de armario un poco mejor, con muchas más variantes, por si el asunto se complica. ¡Partidazo el que veremos en la Final de la SuperCopa de España! Atentos a como pueda llegar físicamente el Madrid después del tremendo desgaste en el partido pasado. Tienen que correr mucho detrás del balón y las chances llegarán para los cules. ¡Mucha suerte equipo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *