Volvió a pinchar el Barça Atlètic, esta vez por la décima novena jornada de la Primera RFEF en el campo del Arenteiro, dos goles por cero. Los de Javier Rey fueron más efectivos de cara a portería en el Estadio Municipal do Espiñedo y consiguen un importante triunfo que les coloca, de momento, en la octava casilla de la clasificación.

Los de Rafa Márquez llegaban con algunas bajas importantes; unas por lesión y otras por estar acompañando al primer equipo en Riad. Parece haber perdido algo de fuelle el filial, pues ya son cinco encuentros consecutivos sin poder obtener la victoria, lo que ha provocado un bajón significativo en la clasificación, hundiendoles al séptimo puesto.

Tampoco es momento de tirar todo por la borda porque son “solo” cinco puntos los que le separan de los puestos de ascenso; pero eso si, hay que reaccionar. Arrancaron intensos en la presión los visitantes, incluso Percán y Pau Víctor pudieron poner por delante tempranamente al Barça, pero la fortuna (y la puntería) no les acompañó hoy.

Y como suele pasar, prácticamente a la primera que te llega el rival, sacas del medio. Minuto 39, Chacón saca un trallazo que fue directo a la zona de la toallita del arco defendido por Marc Vidal y 1-0. Aún así, daba la sensación que el Barcelona podía sacarlo adelante, ya que seguían tocando, jugando bien, moviendo la pelota, pero sin acierto de cara a portería.

Bastaron un par de minutos del segundo tiempo para creer que el empate estaba muy cerca; el “profesor”, Aleix Garrido, envió un pase precioso a Unai Hernández, que no pudo convertir en gol. Y como a perro flaco todo son pulgas, mientras Joan Anaya era atendido por una posible lesión, el Arenteiro ponía el 2-0. Realmente, mucha mala suerte.

El fútbol es un asunto de dinámicas, de sensaciones, y cuando estas bien todo pareciera salir bien. Pero, cuando estás falto de confianza, hasta las cosas más sencillas parecen complicadisimas. La próxima jornada marcará el comienzo de la segunda vuelta del campeonato, con un partido sumamente delicado, pero en casa.

El rival será la Real Sociedad B, al que habrá que esperar en el Estadi Johan Cruyff, listos para dar batalla y defender esos tres puntos con uñas y dientes. No olvidemos que los vascos son un rival directo de cara a ocupar los puestos de play off; la gran noticia es que, de no presentarse algún contratiempo, Rafa Márquez tendrá su plantilla completa. Máxima confianza en los chicos y en el staff, pues si algo han demostrado a lo largo de estas diecinueve fechas, es carácter, resiliencia y compromiso para sobreponerse a situaciones de máxima presión. En casa, con el apoyo de su público, tiene que ser el momento para retomar la senda ganadora. ¡Que así sea!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *