Tercera jornada de La Liga de Campeones y el FC Barcelona buscará completar una primera vuelta perfecta, cambiando sus tres partidos por victorias y poniendo pie y medio en octavos de final en la más importante competición continental. Pero para ello, deberá medirse en casa a un siempre complicado equipo ucraniano, el Shakhtar Donestsk, ahora entrenado por aquél mítico lateral Darijo Srna, tras la destitución de Patrick van Leeuwen.

No vienen a pasear los ucranianos que suman una victoria y una derrota en esta edición de la Champions, participando en el grupo H, pues tienen, sin duda, herramientas para hacer frente a un equipo catalán que, como es bien sabido, llega con muchísimas bajas al encuentro, más el valor agregado, de la suspensión por amarillas de Gavi.

Es más de medio equipo titular en el dique seco, pero tal como lo dijo Xavi en la rueda de prensa previa, eso no es excusa para salir a plantar cara y buscar tres puntos que colocarían al Barça en una posición inmejorable en la tabla. El enfrentamiento directo entre ambos clubes marca cuatro victorias para los catalanes y dos para los ucranianos, los cuales cuentan entre sus filas, con uno de los goleadores que cuenta la competición, en estas dos jornadas disputadas: Danylo Sikan.

También, cuentan con un fino centrocampista que ha regalado ya tres asistencias en dos partidos: Yehor Nazaryna. Asimismo, su portero, Dmytro Riznyk, suma diez paradas de mérito en apenas dos jornadas de Champions y es el típico guardameta que se crece en este tipo de partidos. Atentos. (Estadísticas tomadas de nuestros aliados, Flashcore). El Barcelona, por su parte, tiene todavía en la retina el gol del juvenil Marc Guiu para ganar tres puntos frente a un complicadisimo Athletic Club de Bilbao. Sigue sin recuperar a ninguno de sus lesionados, pero La Masia volverá a ayudar eficazmente, con la más que probable convocatoria de Pau Cubarsí, un central de enorme proyección aun en edad juvenil, y la de Aleix Garrido, un mediocampista con muy buen último pase al que apodan “el profesor”, por algo será. Bendito trabajo el que sea hace día a día en La Masia, enhorabuena. Ojito porque también estará, casi con toda seguridad, Héctor Fort, el muy buen lateral derecho que apunta maneras muy altas… también en edad juvenil. Y claro, quien no podía faltar, es el nombre de las últimas horas: Marc Guiu, sí, adivinaron, otro juvenil. El inspirado Joao Félix será de la partida, como referente y buque insignia, junto a Ferrán Torres y Lamine Yamal; en la retaguardia seguro serán de la partida: Iñigo, Araujo y Balde, quedando la incertidumbre si saldrá de inicio en el costado derecho, el portugués Joao Cancelo o el canterano, Héctor Fort. Hay muchas dudas en la sala de máquinas, porque, probablemente, Oriol Romeu juegue de cinco al no ser el Shakthar un equipo que vaya a presionarte excesivamente arriba, teniendo a sus lados a Fermín por el costado izquierdo y a Gundo por el derecho. Los de Srna intentan mantener la posesión y organizarse con el balón, pero no se arrugan si les toca contragolpear. Para ello, tienen a un “vinotinto” en el banco, Kevin Kelsy, un chaval de diecinueve años, que ya sabe lo que es marcar en la Liga de Campeones y que viene de marcarse un doblete en la Liga ucraniana. Ojito. Los cules deben procurar marcar rápido para que el partido no se atasque y para ello es imprescindible aprovechar la primera que se tenga; esta debe ser la noche para Joao Félix, la previa para su esperada revalida el sábado en El Clásico. Ganar significa, prácticamente, estar en octavos y llegar lanzados al SúperClásico a pesar de todas las bajas, lo cual es un envión anímico importante antes de asaltar el liderato en LaLiga EA Sports, en casa, frente al Real Madrid. Que no cometan los cules el error de jugar un partido importante pensando en otro partido importante, concentración, actitud, ritmo y el empuje de la sangre joven de La Masia, es lo deseado mañana en un horario atípico y en día laboral, en donde los tres puntos son más que necesarios para dejar atrás los fantasmas de la eliminación de los dos últimos años en fase de grupos. Partido a partido, sin prisas pero sin pausas, nos vamos acercando al objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *