El FC Barcelona ha logrado hoy, un ajustado pero merecido triunfo en la “Montaña Mágica” de Montjuic. Tres puntos más para sumar pleno de victorias en la Liga de Campeones y perfilar el pase a octavos de final. No era un partido para muchas estridencias, vista la cuota de lesionados y el sancionado Gavi. Además, con el SúperClásico en el horizonte.

Se tenía que ganar y se ganó, pero más allá de las formas, es una victoria que vale su peso en oro. Salió, como se esperaba, Iñigo junto a Araujo formando pareja de centrales y Marcos Alonso en el lateral izquierdo; Oriol Romeu de cinco y los interiores para Gundogan y Fermín. ¡Ay, Fermín de mi vida, que partido jugaste!

Adelante; Ferrán, Lamine y Joao Félix llevaban el peso atacante. Empezó muy entonadito el Barça, bien posicionado en el campo, moviendo rápido el balón y todo hacía presagiar que apenas los cules presionaran un poco, caería el primero. Transcurría el minuto 7, cuando un gran robo de Oriol Romeu y el rechace le cae a Fermín López, quien remata fuerte para que se luciera, Riznyk. Era un presagio de lo que sería un partidazo de Fermín, que cada día se perfila como un totalcampista brutal.

Minuto 28, pase de francotirador de Gundo para Fermín , que la estrella en la cruceta, Ferrán “el tiburón” Torres recoge el rebote y marca el 1-0 con una linda volea, aunque con un poco de “suspenso”, pues el árbitro había pitado fuera de juego, luego corregido con el VAR. Los catalanes no eran una exhalación pero parecían tenerlo todo bajo control; una que otra llegada tímida de los jugadores del Shakhtar. Daba la sensación, de que sería un partido tranquilo.

Nuevamente, el incontrolable Fermín acompaña un ataque, mete un “slalom”, recorte para afuera y saca un trallazo que da en el larguero y se mete. Golazo, 2-0. Pero la exhibición no había terminado, todavía tendría un par de actos más en el segundo tiempo. Fin de los primeros 45′, 2-0.

Como era de esperarse, los ucranianos se vinieron un poco más arriba en el segundo tiempo. Tenían más la pelota y atacaban los espacios con mucha propiedad, sin dar hechos concretos, eso si, de verdadero peligro. Mientras tanto, el Barça viendo el partido semi resuelto, apagó el carro y empezó a pensar en el Clásico.

Una gran corrida de Sudakov en el 62′, ponía el 2-1 en el marcador, tras una gran definición; muy blando Araujo en la marca y peor Romeu, no persiguiendo a Sudakov. Lindo gol, que Ter Stegen nada pudo detener porque estaba totalmente vendido. Y cuando los fantasmas empezaban a sobrevolar Montjuic, Marcos Alonso saca un precioso centro, que Fermín López cabecea de forma impecable a la red. Un golazo de cabeza, anulado por el VAR por un milimétrico fuera de juego. Tambié, marcó Ferrán en fuera de juego.

El Shakhtar se veía con opciones y ahora si estaba siendo muy peligroso en ataque; mandaron al vinotinto, Kevin Kelsy a la cancha, buscando pescar algún centro. Xavi respondió metiendo a Balde y sacando a Marcos Alonso. También, entró Christensen por Iñigo y a sacar agua para amarrar la victoria.

Y antes de salir con un atronadora ovación, Fermín volvió a darle al palo, con un derechazo que se colaba al fondo de las mallas, entró Marc Casadó, que por cierto, se le vio muy bien en los minutos que disfrutó, formando un doble pivote con Romeu. Y sin tiempo para más, el Barcelona se lleva un merecido triunfo 2-1.

Realmente fue un resultado corto para lo que se vio en la cancha, pero entre lesionados y sancionados, no estamos para muchas florituras, sino para amarrar la victoria, a como de lugar. Se viene el Clásico y una victoria nos pondría momentáneamente líderes, a la espera de lo que haga el Girona.

¡Habemus Clásico! Ojalá veamos esta misma versión de Fermín López el sábado. Sería la consagración total de un canterano al que nadie le ha regalado nada para estar donde está. ¡Enhorabuena!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *