Comienza lo que podría ser el torneo fetiche del FC Barcelona y de su entrenador Xavi Hernández, la SuperCopa de España. No tanto por haberla ganado el año pasado con una exhibición frente al Real Madrid, sino porque el contexto en el que llegó a Riad en aquel entonces es muy similar a la que se encuentra actualmente.

Luego de ganar la temporada pasada dicha SuperCopa, el equipo alzó vuelo y terminó ganando también La Liga. Así que su participación este año igual podría ser un catalizador para levantar la moral a unas tropas que ya llevan 20 partidos sin ganar por más de un gol, dando la sensación día si y día también, de caminar por la cornisa frente a cualquier rival que se le plante.

Pero para ello, deberá jugar la semifinal del torneo frente al Osasuna, un rival siempre rocoso y difícil de batir cuando juegan contra el Barça y que cuenta en sus filas con los muy peligrosos Budimir y el “chimy” Ávila, por lo general, protagonistas en este tipo de partidos. De pasar a la final, el rival será el Real Madrid, quien batió al Atlético de Madrid en una emocionante primera semifinal.

Sin duda, si el Barcelona buscaba una oportunidad perfecta para resarcirse, esta SuperCopa, con esta hipotética Final (con todos los respetos para el Osasuna), es la chance ideal. Viajó toda la plantilla y alguno más del filial (incluso el “juvenil” Marc Guiu), más allá de los lesionados João Cancelo, Iñigo Martínez y Pedri, que al menos ya se entrenó con el grupo y estará disponible.

Flashcore nos presenta los últimos cinco enfrentamientos entre el FC Barcelona y el Osasuna: cuatro victorias y un empate para los cules; eso si, las últimas tres victorias han sido por la mínima y con un poco más de sufrimiento del esperado. Jagoba Arrasate ha hecho un muy buen trabajo con el Club Atlético Osasuna y ya advertiamos en la previa de la última vez que se enfrentaron en Liga, que el míster suele analizar bien al rival y preparar a conciencia cada partido.

Es muy probable que Xavi ponga toda la carne (disponible) en el asador: Balde y Koundé en los laterales, Araujo y Christensen en la defensa; Sergi Roberto, De Jong y Gundo en el centro del campo, y arriba pareciera que Ferrán, Lewy y Raphinha serán los elegidos. Hay que evitar las pájaras de los primeros minutos porque seguramente el Osasuna saldrá a presionar alto… y ese odioso saque en largo al que le hemos sacado nulo provecho.

Ya la defensa sabe bien como se las gastan tanto Budimir como el “chimy” Ávila, delanteros fuertes, rápidos y muy peligrosos si alguna le queda de cara. Es muy importante, evitar el constante balonazo en diagonal y los centros laterales sin sentido; hay que asociarse, mover rápido y bien la pelota y hacerle sentir al rival que es un debutante en este tipo de competencia y no tiene ningún chance de ganar.

Y por favor, la primera que haya, que vaya dentro; hay que aprovechar muchísimo más las oportunidades creadas; en ese sentido, mañana hay una sensación extraña, con la que Vitor Roque puede marcar su primer gol con la camiseta blaugrana, ojalá. El Osasuna sabe que tiene poco que perder y mucho que ganar, todo lo contrario al FC Barcelona, el cual se está jugando muchas cosas en esta competición.

Es muy probable que Arrasate quiera plantear un partido muy similar al de Liga en septiembre del año pasado pues el Barcelona, visitando El Sadar, tuvo que sudar tinta china para llevarse los tres puntos en un partido que se le complicó muchísimo. Xavi debe tomar previsiones porque aquél día el Osasuna planteó un 4-1-4-1 en donde los delanteros arrastraban mucho a los centrales zona de tres cuartos y Budimir pivoteaba con mucha facilidad hacia los interiores generando superioridad. Seriedad, intensidad y compromiso, hacer lo que saben hacer es la consigna para mañana, porque el Osasuna venderá muy cara su piel, de eso estamos seguros. Ojalá que sea posible también ganar por más de un gol de diferencia para sacarnos ese incómodo gafe y sumar en confianza, en juego y en buen rollo…no olvidemos nunca que el fútbol es un estado de ánimo.¡Mucha suerte para todo el equipo! Toda la culerada tiene grandes esperanzas que este torneo sirva como bisagra para el resto de la temporada y se empiece a ver un equipo trabajado, ganador e intenso, esté quien esté al frente. Hay hambre de títulos, pero también de recuperar sensaciones…el camino empieza en unas horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *