El Estadio de Mendizorroza será el escenario donde el Alavés y el FC Barcelona se enfrenten por la vigésimo tercera jornada del campeonato nacional de Liga. Una competición que tiene al Real Madrid como líder con dos puntos de ventaja sobre el sorpresivo Girona de Michel y al Atlético de Madrid y al FC Barcelona empatados en el tercer puesto.

Pocos cules habrán olvidado el partido de la primera vuelta entre estos dos mismos equipos, pues fue el encuentro del infame gol de Samu Omorodion al primer minuto de juego. Después, Robert Lewandowsky con un doblete, selló la remontada no sin sudar tinta china durante muchos minutos para conseguirlo; fue un partido super trabajado.

Pues, si eso fue en la Montaña Mágica de Montjuic, ¿Cuánto más habrá qué luchar mañana para llevarnos los tres puntos? Tres puntos importantísimos por dos razones: el Athletic Club de Bilbao ya ganó su partido correspondiente a esta jornada y se ha colocado, a la espera de que catalanes y colchoneros disputen su partido, a solo dos puntos de ambos.

Hay que tener siempre en cuenta que el cuarto lugar de la competición es el último que da acceso a jugar la Liga de Campeones. La segunda razón por la cual es vital ganarle al Alavés, es que el domingo juega el Real Madrid contra el Atlético de Madrid, un partido clave para las aspiraciones de los entrenados por Xavi Hernández. Clave porque si empatan, el Barça podría descontarle dos puntos a ambos (que a estas alturas no es poca cosa)

Si gana el Real Madrid, podrían sacarle tres puntos de ventaja al Atlético y quedarse en solitario en el tercer puesto. Y si ganan los del Cholo, le descontarían tres puntos al Real Madrid, achicando un poco las cosas arriba y dando aire al Girona; en fin, cualquier resultado terminará favoreciendo los intereses del Barcelona.

Pero para eso, hay que hacer los deberes primero, derrotando al incómodo Alavés en su casa. Flashcore nos dice que el Barcelona ha ganado tres y empatado dos en los últimos cinco enfrentamientos entre ambos equipos; pero uno de esos dos empates, fue justamente en el Estadio de Mendizorroza por Liga en la temporada 2020-2021.

La actualidad de cada uno también es para destacar porque el Barcelona ha ganado tres y perdido dos en sus últimos cinco partidos ligueros, incluyendo la dolorosa derrota en casa frente al Villarreal de Marcelino. El Alavés, por su parte, ha ganado cuatro y perdido uno solo de sus últimos cinco compromisos ligueros, lo que habla de su buen momento de forma.

Samuel Omorodion, nuevamente, será la baza más importante en el frente de ataque de los locales; veremos si Xavi responde colocando a Ronald Araujo a marcarle para evitar una batalla desigual frente a Cubarsí, Christensen o el mismo Koundé. Tendrá problemas Xavi para confeccionar la alineación, pues sigue teniendo a muchos lesionados, aunque Iñigo Martínez finalmente entró en la convocatoria.

Lewandowsky y Lamine Yamal parecieran tener su puesto asegurado en el once inicial, la incógnita será si Vitor Roque les acompañará partiendo desde la izquierda hacia el centro del área. La otra variante, podría ser João Cancelo como extremo izquierdo, Héctor Fort en el lateral izquierdo y Joules Koundé en el lateral derecho.

Quizás, también sea un día para dar descanso a Pedri y dosificarlo un poco para que salga Fermín, junto a De Jong y Gündogan. Es imprescindible hundir al Alavés en su área, recuperando el balón en su propio campo y marcarles lo más rápido posible para que no se empiecen a sentir cómodos e incluso nos puedan pillar en una contra.

Solidaridad en los relevos, líneas juntas, rápida circulación de balón y que los centrocampistas jueguen cerca unos de otros, buscándose constantemente, es la consigna para mañana.

Por lo pronto, a salir enchufados y con los cinco sentidos puestos en el partido, no sea cosa que ocurra otro “Omorodionazo” que mande al traste todo lo planificado en los entrenamientos. ¡Suerte a todo el equipo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *