El Barça Handbol ha conseguido una victoria de mucho mérito, derrotando al Telekom Veszprém por 30-31, sumando así, su octava victoria en nueve jornadas de la EHF Champions League, hasta el momento.

Los parciales estuvieron siempre muy ajustado y oscilarion mayoritariamente con empates o ventajas de un punto para el Barça. El hecho es que ha sido un auténtico partidazo lleno de de entrega para ambos equipos esta noche en el Veszprém Arena, que estaba lleno hasta la bandera.

Una gran anotación de Melvyn Richardson en los primeros compases, puso en constancia la energía blaugrana. Cuatro minutos después y con el marcador igualado 5-5, el Barça ya transmitía su determinación con una gran jugada colectiva ejecutada entre Nika Mem, Thimothey N’Guessan y anotada por Jonathan Carlsbogard.

El resto del partido fue un ir y venir pleno de emociones; un intercambio de golpes estilo combate de boxeo, ya que los parciales nunca tuvieron a un equipo muy por encima de otro, siento un 15-17 la diferencia más grande.

Richardson y Carlsbogard se volvieron a hacer presente en el marcador de una manera diferencial, que acompañados por Mem, sostuvieron la efectividad finalizadora del conjunto culé. Asimismo, una de las jugadas más destacadas es el contragolpe que arranca con una atajada del arquero blaugrana, Gonzalo Pérez de Vargas, que rápidamente lanzó un balón largo para el pique de Aleix Gómez, quien anotó en carrera, en una de las brazadas definitivas en lo que fue un gran derroche azulgrana, este noche de verde.

El equipo catalán dirigido por Carlos Ortega, lleva el liderato del grupo B de la EHF Champions League y es el equipo con mejor récord del campeonato, ya que el récord barcelonista de ocho victorias y una derrota en nueve partidos, es solamente asemejado por el THW Kiel, que comanda el grupo A con seis victorias, un empate y dos derrotas, sumando 13 puntos versus los 16 del Barça.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *