Diario Sport

El Unicaja dio la sorpresa ante el Barça en el Palau y se llevó el segundo partido de la semifinal de la Liga Endesa por 88 a 79. Los malagueños empataron la llave a uno. Fue la primera derrota de los de Jasikevičius en condición de local.

Luego de la olvidable presentación de los culers en el Final Four de la Euroliga celebrado en Kaunas, y que terminó con un cuarto puesto producto de dos caídas, en semi contra el Real Madrid y en el tercer puesto ante Mónaco, es casi obligatorio, como mínimo, que los comandados por Jasikevičius lleguen a la Final de esta Liga Endesa.

Pero, no por una cuestión resultadista, si no por lo hecho que, en la fase regula, terminó primero y para dejar pasar el mal trago de Kaunas. Además, porque para la siguiente temporada se habla de un recorte en el presupuesto de la sección.

Ayer, nadie esperaba caer ante los andaluces, la idea era llevar la llave a Málaga, con una ventaja de 2 a 0, pero los de Ibón Navarro, tuvieron un comienzo muy bueno en el primer cuarto, cerrándololo 25 a 18, siendo esta diferencia, la clave para llevarse el segundo choque.

Es cierto que el segundo cuarto terminó con ventaja blaugrana, con un parcial de 19 a 15, pero con el gran partido que tuvieron los Carter, Kravish o Kalinoski, fue imposible para los locales. Uno de los puntos altos del Barça, fue Laprovittola. Aunque el argentino no había comenzado bien el encuentro, junto a Kalinic, fueron los que le dieron vida al equipo.

Ahora habrá que ganar un partido sí o sí en Málaga para seguir con vida en la serie. La cita será el próximo domingo, en el Palacio de Deportes, José María Martín Carpena. Allí, el Barça tendrá que librar una guerra para su supervivencia en la Liga Endesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *