Ha vuelto a tropezar el FC Barcelona en un partido que jugó bien, pero que, otra vez, no supo cerrar y el Valencia en un jugada aislada se lo empató. Parece que el presente del equipo culé es una mezcla de falta de confianza, falta de efectividad y un poco de mala suerte porque el gol que le validan al Valencia para empatar el partido fue, cuanto menos, polémico por posible fuera de juego.

Fue un Barcelona mucho más reconocible, eso si, pero que por momentos caía en la trampa del equipo entrenado por Rubén Baraja, al entrar en un ida y vuelta que ya está visto no conviene para nada a los de Xavi. Finalmente, se decantó el egarense por un 4-3-3, con laterales puros (Balde y Cancelo) y Christensen fue al banco para que Koundé jugará al lado de Araujo. El resto del once titular fue el esperado, lo que no evitó la primera pájara al minuto dos de partido y que afortunadamente Iñaki Peña sacó con un buen guantazo izquierdo.

Con el paso de los minutos, el Barça se fue entonando y empezó a generar peligro, bajando las revoluciones y tocando con propiedad, pero ya el portero local, Mamardashvili, mostraba sus credenciales. El gol no llegaba y el Valencia fue creciendo con transiciones rápidas y haciendo correr para atrás a los cules; un par de acciones de Lewandowsky, sobre todo un remate acrobático de tijera, le bajaron al telón al primer tiempo.

Salieron un poco frio los locales en el comienzo de los segundos 45 y Gündogan ponía a prueba, nuevamente, a Mamardashvili, pero nada que llegaba el gol. Los blaugranas estaban siendo un poco más corales y el Valencia se estaba quedando sin fuerzas, metiéndose peligrosamente atrás. Un hermoso pase de Frenkie de Jong con el exterior del pie para el brasileño Rafinha, sirvió para meter un gran pase de la muerte para que Joao Félix subiera el marcador; más allá del gol, fue otro partido muy intermitente del portugués.

Un 0-1 merecido y además un resultado corto para lo que se estaba viendo en el partido, pero a perro flaco todo son pulgas, pues el Barcelona tuvo dos o tres ocasiones clarisimas para cerrar el partido y no lo hizo. Pero en una jugada aislada, Hugo Guillamon recibe en le borde del área, recorta para adentro, hace una pausa y la clava en el ángulo, 1-1. Parecía fuera de juego en el comienzo de la jugada, y viendo la repetición en cámara lenta, daba la sensación de que ciertamente había offside, pero el VAR con una líneas inverosimiles daba por bueno el tanto.

Rafinha no llegó a la marca, De Jong se quedó observando la jugada a un par de metros y otra vez la mala suerte, acompañada de una horrible pasividad, nos pasaba factura. Entró Ferrán y ahí mismo tuvo en sus botas el gol de la ventaja, pero el arquero local estaba intratable; luego era Rafinha quien no podía anotar y Lewandowsky desperdiciaba otra. Datos en mano, los amigos de Flashcore corroboran que el FC Barcelona es el equipo que más genera ocasiones claras de gol en las cinco grandes ligas…pero el que menos convierte.

El juego fue bueno, las sensaciones fueron buenas, la actitud de diez, y la intensidad irreprochable, pero la falta de efectividad nos deja con un resultado poco provechoso. Mañana juega el Real Madrid y el lunes el Girona; afortunadamente el Atlético de Madrid ya jugó y cayó derrotado frente al Athletic Club de Bilbao. Veremos que ocurre en el resto de la jornada.

De momento, podríamos alejarnos a siete del Real Madrid, el cual tiene un complicado partido frente al Villarreal, y a nueve del Girona que jugará frente al Alavés en casa. Al Barça ya solo le queda por este año, en Liga, el partido frente a Almeria en el Estadio Olímpico de Montjuic; tres puntos que hacen falta como el comer y que habrá que ganar como sea, realmente.

El partido frente al Almeria marcará el ecuador de la temporada y el parón navideño hasta el 4 de enero, cuando el Barcelona visite a la U.D Las Palmas, de García Pimienta. No queda de otra que seguir creyendo y apoyando, a ver si ahora al juego y la buena actitud, acompañan un poquito a la suerte. ¡Que renazca la “flor” de Xavi!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *