Llegamos prácticamente al ecuador del campeonato nacional de Liga con un Girona sopresivamente lanzado hacia el título, el Real Madrid pisandole los talones y tanto Atlético de Madrid como FC Barcelona, que no quieren perder de forma temprana el tren de la Liga. El Estadio Olímpico de Montjuic será el escenario para la jornada 18 de Liga con un Barcelona – Almeria en uno de esos partidos llamados “trampa”, por muchas razones.

El Barça llega cuarto en la clasificación, el Almeria es el colista y tendrían que pasar muchísimas cosas para que la temporada que viene no juegue en Segunda División. No ha ganado ningún partido en diecisiete encuentros y solo acumula cinco puntos en su casillero; pero justamente estos son los partidos que si no los resuelves rápido, se empiezan a complicar conforme pasan los minutos y más cuando se juega de local.

Un Barcelona urgido en gran manera, que necesita llevarse los tres puntos y que cuenta en las últimas horas, con la mala noticia de una nueva lesión de Pedri, lugar que seguramente ocupará el bueno de Fermín López. De Jong, tampoco podrá estar, pues cumplirá sanción por acumulación de tarjetas y seguramente será Oriol Romeu el encargado de suplirle, pensando también en que es poco probable que el Almeria vaya apretar muy arriba.

Y ese bloque bajo de los visitantes hace saltar varias dudas: ¿Jugará Xavi con un 4-3-3 o apostará por una alineación un poco más ofensiva, probando un 3-4-3 metiendo a Rafinha por el centro y a Lamine en la banda? Si bien es cierto que no es un día para “experimentos”, dada la necesidad de llevarse la victoria, no es menos cierto que hay que salir atacar con paciencia, con orden, pero metiendo al rival, sin piedad en su área, hasta marcarle todos los goles que se pueda.

Es poco probable, que el míster siente a Lewandowsky por lo que seguro estará junto a Joao Félix en ataque, pero si que, fijo, Marc Guiu tendrá sus minutillos, que bien ha sabido aprovechar. También podría probar Xavi a Ferrán, en lugar de Joao y a Sergi Roberto como pivote en lugar de Romeu, y dejar a Fermín y a Gundogan en el frente de ataque; ojito porque podría debutar también Pau Prim, un muy buen mediocentro producto de una Masia, que nunca deja de sorprendernos.

Ojalá que se de la posibilidad de ver en el extremo izquierdo a Unai Hernández, otra joya del Barça Atlètic, que cuenta con un perfil que ahora mismo no tiene el primer equipo. Y ni hablar del esperadisimo debut de Pau Cubarsí, un central de esos que pueden llegar hacer historia en el Club, dado ese talante fuerte, esa impecable salida de balón y una compresión de la forma de juego del Barcelona, totalmente atípica para su corta edad.

El Almeria es el club que más goles ha recibido esta temporada, le marcan casi en todos los partidos y además anota muy poco. Asimismo, ha perdido 22 de sus últimos 23 partidos, jugando como visitante, (datos de los amigos de Flashcore). Y aunque todo esto pueda parecer que serán el conejillo de indias en el partido de hoy, más bien agrega más presión a la hora de marcar rápido y no sufrir para llevarse los tres puntos a casa y ver qué pasará con los líderes.

El Barcelona, por su parte, no ha perdido en ocho de sus nueve encuentros en casa, por lo que hoy no valen las excusas. Pero, más allá del resultado, el cual debe ser una victoria holgada, se espera que las sensaciones del juego sigan mejorando; posesión de balón, presión tras pérdida, movilidad, capacidad para encerrar al oponente en su propia área, que se juegue siempre a lo que se quiere y como se quiere. Vaya, que es lo que se espera de un Club grande como el Barça. En poco más de 24 horas, también se jugará el amistoso frente al América, por lo que hay que dosificar fuerzas y evitar alguna otra indeseada lesión entre el partido de hoy y el de mañana. Se viene la Copa del Rey y la Súpercopa de España, pero, afortunadamente, primero vendrán un par de semanas para desconectar, resetear y volver a empezar en enero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *