Partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga Plenitude Asobal, disputado en el Pabellón Alcalde Miguel Salas de Puente Genil, enfrentando a un intratable FC Barcelona que llegaba sin conocer la derrota y un Ángel Ximénez Puente Genil, en horas bajas. Pero si alguien pensaba que los de Carlos Ortega se florearian en Andalucía estaban muy lejos de la verdad y lo que se vio fue, más bien, un partido parejo hasta cierto punto.

Quizás el marcador final, 28-36, señalando otra victoria para los blaugranas no refleja en su justa medida la pegada, más que funcionamiento colectivo, a la que tuvo que apelar el Barça para llevarse el triunfo. Lo que sí es una realidad incontestable, a día de hoy, es que los catalanes dominan con mano de hierro la categoría y nadie, de momento, parece toserles en la lucha por el título de Liga.

Sacó a pasear temprano el rodillo el líder y en apenas seis minutos ya iban ganando por cuatro tantos, parecía que el encuentro se iría por la vía rápida, pero el Ángel Ximénez resistía e iba ajustándose tanto en defensa como en ataque, descontando en el marcador lento pero seguro y así cerrar con un más que digno 14-17 antes del descanso. Un Barcelona que había dispuesto rotaciones para este encuentro dadas las exigencias del calendario, ganaba pero no se sentía nada cómodo en el Pabellón de Puente Genil.

Al reanudarse el partido, los de Paco Bustos aupados por los suyos tuvieron momentos de calidad, intentando emparejar las acciones, pero nuevamente el Bar¢a en una ráfaga brutal sacaron siete tantos de ventaja, exhibiendo pegada de líder y destrozando cualquier reacción local. Sintieron el golpe los locales, los cuales, ahora si, bajaron los brazos y vieron como avanzaba el reloj con pacto de no agresión ni ganas de hacer más sangre por parte del conjunto culé.

La derrota, pone a Ángel Ximénez en la parte baja de la tabla. El Barcelona, por su parte, entre Aitor Ariño y Melvyn Richardson, cada uno con seis dianas, se encargaron de dar un baño de realidad al conjunto pontano y certificar la quinta victoria (más un empate en la jornada inaugural) en seis fechas. Más allá de alguna laguna en ciertos momentos del partido, muy buena victoria para el conjunto catalán que ayuda a mantener las buenas sensaciones de cara a los próximos partidos. Dos puntos más y se mantiene el invicto, lo cual no es moco de pavo. El FC Barcelona de Carlos Ortega sigue con paso firme en Liga, pero ahora se viene el Celje Pivovarna Lasko por la Champions , un durisimo partido en el Arena de Zlatorog. ¡Que siga la buena racha!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *