El Barça de Roger Grimau sufrió su primera derrota después de caer en el Clásico ante el Real Madrid, en un partido correspondiente a la semifinal de la Supercopa ACB. Los azulgranas perdieron por 80-90 en un encuentro que fue disputado en el Palacio de los Deportes de Murcia.

En el comienzo, el partido estuvo igualado, pero el Barça logró imponerse por 25-22 gracias a un grandísimo Laptrovittola, que fue la gran amenaza y figura de los culés, anotando 16 puntos de los 25 convertidos en el primer cuarto.

En el segundo cuarto, el partido comenzó a entrar en una fase de imprecisiones haciendo que el conjunto de Grimau lograra sacar una ventaja de +7 (32-25). Pero el Madrid, irrumpió con Deck, Campazzo y Tavares dando vuelta el marcador para que sobre el final el partido se ponga 40-42 a favor de los blancos.

Después del descanso, la igualdad con la que se estaba llevando adelante el encuentro se fue perdiendo. De la mano de Campazzo y Tavares, el equipo merengue comenzó a imponerse poco a poco hasta finalizar el cuarto 19-25 (59-67 global).

Finalmente, en el último cuarto el conjunto dirigido por Chus Mateo, con el partido y el reloj a favor, no dejó opción a las especulaciones y continúo machacando de la mano de Musa, que anotó 22 puntos sólo en la segunda parte, logrando una diferencia de +15 puntos ante un renovado Barça, que sólo tuvo a Laprovittola (27 pts.),dando la cara y no pudo hacer pie en el Clásico.

Al final del partido, los blaugranas cayeron por 10 puntos en el global, ante un equipo blanco evidentemente más hecho y trabajado (80-90).

Por Axel Aina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *