Duodécima jornada de Liga y partido complicadísimo para el FC Barcelona visitando a la Real Sociedad en San Sebastián. El Estadio Reale Arena es, sin duda, uno de los reductos más complicados de todos los campos de Primera División de la Liga EA Sports, por lo que tendrán que trabajar y mucho los cules para poder llevarse la victoria y retomar la senda de los tres puntos después de la derrota en El Clásico, la cual ha dejado algunas heridas.

Curiosamente, no le ha ido mal últimamente al conjunto catalán frente a los donostiarras, pues los amigos de Flashcore, “lider mundial de estadísticas deportivas”, nos informan que, tomando como referencia los últimos cinco encuentros, el Barcelona ha ganado cuatro y ha perdido solo uno; en Anoeta, ha ganado en sus últimas dos visitas, incluyedo un sonrojante 1-4 en la temporada 2022-2023.

Pero, este encuentro suele ser de pocos goles, juego intenso y máxima exigencia, por lo que, más allá de los lesionados que recupera Xavi (Pedri y Koundé) y de los Rafinha y Lewandowsky que ya habían jugado El Clásico, sigue De Jong en el dique seco y se espera que Xavi repita el 3-5-2 / 5-3-2 / 3-2-3-2 que vimos frente al Real Madrid y que tan buen efecto surtió…

Quizás, con un poquito más de picante e intención en la zona de ataque a diferencia del último partido.

Dio a entender el de Tarrasa, en una amena rueda de prensa previa con chistes, finas ironías y una que otra puyita teledirigida, que los que vuelven, tendrán algunos minutos y que la plantilla está “con hambre”. El FC Barcelona llega al partido en el cuarto puesto de la clasificación liguera y la Real Sociedad en el quinto y además en una buena racha de resultados; no es un secreto para nadie lo bien que prepara los partidos Imanol Alguacil, por lo que habrá que entrar al encuentro con los cinco sentidos puestos en ello.

Ganar, para cualquiera de los dos equipos, significa seguir metiendo presión a los punteros y volver a engancharse a los puestos de arriba. Por su parte, perder, significaría descolgarse peligrosa y tempranamente de la lucha por el campeonato. Partido de los bravos para los cules y en donde la expectativa por ver a Pedri,nuevamente en el rectángulo de juego, es máxima; muchas son las ganas de ver como congeniará con otro crack que entiende el fútbol como él: İlkay Gündoğan.

Sabiendo el buen mediocampo de los donostiarras y la presión que junto a su público van a meter desde el minuto uno, es de esperarse un planteamiento similar al que vimos en El Clásico. Tres centrales (Iñigo, Christensen y Araujo), laterales casi extremos (Balde y Cancelo) con el portugués sumándose al centro del campo en ataque o al extremo según pida la jugada. La base del cuadrado debería ser para Gavi y Romeu con Fermín y Gundo arriba. Joao Félix y Robert Lewandowsky serán los encargados del ataque.

Las fichas de los locales estarán puestas en Kubo y Oyarzabal, a ver si el japonés cumple con la “Ley del Ex” ya que siempre se crece cuando le toca enfrentar a los blaugranas. Eso si, mencionar al deseado Martín Zubimendi, fantástico mediocentro de la Real Sociedad. ¡Partido de alta tensión en Anoeta!

Una victoria del Barça reforzaría enormemente la moral de las tropas cules en vísperas del partido frente al Shakhtar, el cual podría darles la tan ansiada clasificación matemática a los octavos de final de la Liga de Campeones y el despeje de unos fantasmas europeos que ya es tiempo de ahuyentar…. pero primero, ganar a la Real Sociedad y no descolgarnos en Liga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *