Jornada sabatina muy interesante para el FC Barcelona y sus aspiraciones ligueras porque recibe en el Lluis Company al Getafe de José Bordalas, en un duelo marcado por la posibilidad de, tras una hipotética victoria, dormir en el segundo puesto de la clasificación, a la espera de que juegue el Girona de Michel, el día lunes.

Y a la espera, también, de que juegue el Real Madrid porque recibe con muchas bajas a todo un Sevilla, necesitado de puntos y con Sergio Ramos como carta de presentación. El Barça conoce bien como son los partidos frente al Getafe de Bordalás: trabados, con mucha perdida de tiempo y en ocasiones, rozando lo criminal…y si se ponen en ventaja, Dios nos ayude.

Basta con recordar la polémica del partido de la primera vuelta, un encuentro que el equipo catalán pudo haber ganado, pues el árbitro no quiso ver un claro penalti sobre Ronald Araujo en el último minuto del tiempo de descuento. Xavi se expresó muy bien de Bordalas en la rueda de prensa previa, cortesía que rara vez le es devuelta por su homólogo.

El “cara a cara” de los últimos cinco partidos en Liga entre Barcelona y Getafe, siempre según nuestros amigos de Flashcore, nos dice que el Barça ha ganado 2 y empatado 3; esos tres empates con un frustrante 0-0. Precisamente, y para evitar frustraciones, los catalanes deben traer al Getafe a su juego, evitando a toda cosa que sea al revés.

Mason Greenwood será la principal baza de los visitantes. El futbolista británico del Manchester United y que está cedido en el Getafe, es de extrema peligrosidad con espacios. Es capaz Bordalas de poner un once que juegue con líneas muy juntas y adelantadas, parados en un bloque medio, agazapados para salir rápido a la contra.

Xavi sabe bien que contra el Getafe, el juego de tiempo efectivo es poco, por lo que hay que aprovecharlo de la mejor manera antes que los azulones empiecen a parar con faltas, provocar y generar pérdidas de tiempo para desesperar al rival. Los blaugranas tienen que salir a los suyo, sabiendo que una victoria pondría mucha presión a los líderes.

Para ello, seguramente volverá Cubarsí al eje de la defensa con Araujo, manteniendo un 4-4-2 con un “falso” extremo, probablemente Pedri. Un Pedri que deberá jugar más cerca de Gündoğan para encontrar pases por dentro, ya que el Getafe suele dejar las bandas “libres” y acumula gente en el centro para reducir el ataque al centro, por alguno de los costados.

Es una invitación que el Barça debe rechazar porque facilita la propuesta de Bordalas y minimiza el potencial de los jugadores cules. Que basculen de lado a lado muchas veces, hasta encontrar un pase por dentro o hasta que Lamine Yamal quede uno a uno contra su defensor, multiplicando exponencialmente las chances de gol.

No olvidemos que Greenwood ataca por la banda izquierda y que, probablemente, no retroceda mucho para ayudar al lateral izquierdo a marcar al joven Lamine; ahí puede estar una clave del partido, el 1×1 de Lamine contra su marcador. Sea como sea, lo más importante para los de Xavi será concentrarse en su juego y no caer en las provocaciones .Por increíble que parezca, el Barcelona se pondría, provisionalmente y tras una hipotética victoria, a 5 puntos del Real Madrid, a la espera de su complicado partido contra el Sevilla. Cualquier cosa puede pasar este fin de semana, pero lo primero es amarrar la victoria…y de ser posible, dejando buenas sensaciones en el juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *