Los últimos días de Mercado se han sumado en los últimos años al “circo” del llamado “Deporte Rey”. Lo entiendo como una parte más del show y del interés que genera el fútbol, apoyado por un despliegue mediático, (que en según qué casos, supera lo que hemos entendido siempre como información en directo) y que ha logrado convertirse en uno de los mayores espectáculos, tanto en el mercado de verano como el de invierno.

Era inimaginable, hace poco tiempo, que una amplia, por no decir gran mayoría de aficionados, estuviéramos pendientes hasta la medianoche de los movimientos que se van produciendo, sobre todo en las últimas horas antes de su cierre.

En el interés por este show, creo que es justo destacar a los medios de comunicación que lo cubren, pero también es cierto, que últimamente ha aparecido otra manera de hacer periodismo y que nos ha impactado hasta el punto de que muy pocos aficionados siguen el mercado a través de los medios llamados “tradicionales”.

Ver a personas dedicadas a la comunicación siguiendo a todo el que parece “sospechoso” de poder dar información como si fuera su sombra, nos ha enseñado que ha nacido un nuevo estilo de periodismo, un periodismo adaptado al mundo actual, donde la inmediatez, el directo y el tiempo real están en nuestras vidas las 24 horas del día y en todos los ámbitos.

He oído comentarios contrarios a esta manera de “proceder”, tanto a nivel periodístico como a nivel deportivo, haciendo hincapié en que así nadie puede hacer su trabajo con un mínimo de tranquilidad, pero como ya he comentado el mundo en este momento requiere acertadamente o no, un ritmo y un nivel de exigencia que el periodismo “habitual”, en este caso concreto, no parece estar capacitado para ofrecerlo. 

El pasado mes de agosto tuve la ocasión de hacer un “directo” en el canal de Sergio Gonzalez, lo hice porqué creo que Sergio es una persona honesta que se dedica a informar con total imparcialidad y porqué pude comprobar in-situ, la experiencia de mantener en riguroso directo una tertulia / debate al momento, y digo riguroso , porque sin conocer a quien tenia de compañero ni los temas a tratar, ni si tendríamos algún momento de incomodidad salimos a escena.

Esta experiencia, me acabo de convencer de que, en poco tiempo, estos directos de diferentes periodistas, serán los que dominaran este gremio. Particularmente, creo que es bueno, pero el tiempo y la calidad de esta nueva ola nos sacará de dudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *