El FC Barcelona emitió un comunicado, luego de la Asamblea Extraordinaria de la RFEF celebrada este viernes, en donde finalmente el presidente de la Federación, Luis Rubiales, no dimitió de su cargo como se había informado en el día de ayer.

En dicho comunicado, el club expresó que: “considera totalmente impropia y desafortunada la actuación del presidente de la RFEF durante la celebración del Mundial de fútbol femenino”. Además, calificó los hechos de “lamentables” y añadió: “el propio Sr. Rubiales los consideró un error y pidió disculpas”. Aunado a esto, también se refirió a los miembros presentes que lo ratificaron en el cargo: “las explicaciones que ha dado el presidente de la Federación, el Sr. Rubiales, han resultado suficientes para los miembros presentes de la Asamblea que tenían la potestad de ratificarlo en el cargo”.

Finalmente, mostró su apoyo al fútbol femenino: “el FC Barcelona se compromete a continuar en la línea de apoyar al deporte femenino, a la plena igualdad entre hombres y mujeres en el mundo del deporte y en la sociedad en general, a garantizar la seguridad de la mujer en el deporte y a denunciar cualquier actuación que vulnere nuestros principios y Estatutos.”

Un comunicado, que, sin dudas, no está a la altura de las expectativas, tanto por lo tardío como también por la tibieza expresada. El Barca, -nuestro Barça-, un club que históricamente se rigió y se posicionó a favor de los derechos humanos de la persona y de la igualdad de derechos de la mujer, siendo además un club modelo del fútbol femenino a nivel mundial, exigía un comunicado con una contundencia mayor, donde no exista reparo alguno a la hora de solicitar una condena a la irresponsable y deplorable conducta de Luis Rubiales y a la vez solicitar su más inmediata dimisión al cargo de Presidente de la RFEF.

A su vez, no dejar pasar el delirante discurso, lleno de misoginia y victimismo que realizó Rubiales en una asamblea que fue totalmente vergonzosa, dando una muestra más de su impunidad, atrincherado y aferrado al cargo como si le fuera la vida en ello. Destacar a gran parte de los presentes, que aplaudieron como focas sus mentiras e infamias como es el caso del entrenador de la selección masculina, Luis de la Fuente, o el entrenador de la selección femenina, Jorge Vilda, a quien después de todo lo ocurrido, no sólo lo reforzó en el cargo sino que también le ofreció la renovación durante su comparecencia pública.

Por otro lado, como si despegándose del comunicado del club se tratase, Elena Fort, presidenta institucional del FC Barcelona, pidió a título personal a través de su cuenta de Twitter, la dimisión de Rubiales. Declaró su “total rechazo a la actuación de todos aquellos miembros de los estamentos oficiales y no oficiales que permiten y amparan actuaciones reprobables y a todo lo sucedido esta mañana” y manifestó que: “se necesitan aires nuevos”.

El capitán del primer equipo masculino del FC Barcelona, Sergi Roberto, también se manifestó públicamente mostrando su apoyo al fútbol femenino través de un tuit realizado por la máxima referente del Fútbol Femenino del Barça, Alexia Putellas, el cual decía: “Contigo Compañera Jenni Hermoso”. El resto de jugadoras que completan equipo de fútbol femenino del Barça, se sumaron también con sus mensajes de apoyo en Twitter y otras redes sociales. Referentes de otros clubes, como Misa Rodríguez o Olga Carmona, del Real Madrid Femenino, Lola Gallardo, del Atleti Femenino o la entrenadora de la Real Sociedad Femenino, Natalia Arroyo, entre muchas jugadoras y personalidades más del fútbol femenino, también mostraron su apoyo e indignación con la situación.

Finalmente, Jenni Hermoso en un comunicado colectivo y firmado por 20 de las jugadores mundialistas y 23 jugadoras más a través del sindicato FUTPRO negó el consentimiento del beso y anunciaron que, mientras Luis Rubiales continúe en el cargo de la RFEF, no volverán a la selección.

Por Axel Aina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *