El FC Barcelona hizo oficial el fichaje de Ikay Gündogan (32 años), luego de que el jugador haya terminado su contrato con el Manchester City. Firmará por dos temporadas, más una opcional y tendrá una clausula de rescisión de 400 millones de euros.


El jugador alemán, que viene de levantar un triplete (Premier League, FA Cup y Champions League) y donde además era capitán, se despidió a través de una carta, en la que repasó los mejores momentos desde su llegada al conjunto ‘citizen’ y además, explicó los motivos que lo llevaron a fichar por el Barça: “Si me iba a mudar, era Barcelona o nada. Desde que era un niño pequeño soñaba con usar esa camiseta algún día” y añadió: “Solo quiero ayudar a que el Barcelona vuelva a estar en donde se merece”. Detalló.


De esta manera, el conjunto culé, dirigido por Xavi Hernández, gana un jugador espectacular para la línea media y cubrir así, una de las necesidades fundamentales del equipo: el juego interior. Ya sea cuando Pedri se ausente o bien para liberar al canario unos metros más arriba y acercarlo a la frontal del área.


Gündogan es un centrocampista de una calidad altísima, capaz de ocupar distintas alturas y también adoptar diferentes roles, lo que lo convierte en un activo totalmente versátil. Sabedor de ocupar los espacios y darle continuidad al juego. Además de ser un buen pasador, cuenta con una gran capacidad goleadora (11 goles y 6 asistencias esta última temporada).

Por Axel Aina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *