El Barça no ha podido cerrar la temporada 2022/23 con victoria. Y es que el equipo de Xavi Hernández, ya con la Liga ganada y celebrada hace semanas, ha perdido en la última jornada de la competición doméstica ante el Celta (2-1), con gol culé obra de Ansu Fati. El equipo gallego, contra las cuerdas y jugándose el descenso, se ha salvado con dos goles de Gabri Veiga, en una jornada finalmente negra para el Valladolid, que acompañará definitivamente al Espanyol y al Elche a Segunda.

Lo que sí se ha logrado es el Zamora de Ter Stegen y, pese a no marcar, el Pichichi de Lewandowski, que eran los dos trofeos individuales que el Barça buscaba en este tramo final. Ahora, antes de las vacaciones, y con la Liga y la Supercopa de España en las vitrinas, los culés viajarán a Japón para jugar contra el Vissel Kobe de Andrés Iniesta, que también se despide del conjunto nipón.

Por Yair Ruiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *